Winamp, iTunes Windows Media Player Real Player QuickTime
Jueves, 17 Enero 2019
magisterio obispos

magisterio obispos (16)

Latest News

Monseñor Alvarez: Respetar el derecho irrestricto a la Dignidad de la persona

Lunes, 11 Junio 2018 17:46 Written by

En estos momentos de crisis nacional, los Obispos de la conferencia Episcopal de Nicaragua hemos pedido el respeto irrestricto a la dignidad de la persona, por lo tanto en medio de las luchas, conflictos y caos no podemos renunciar al respeto irrestricto de la persona, es más, el hombre que debo respetar no es sólo al que piensa como yo, el de mi partido o grupo, sino todo hombre, cuidando por nunca caer en ofensas agravantes que puedan herir la dignidad del otro, no caer en el grosero hablar, pues los creyentes debemos iluminar con la luz de Cristo sin renunciar a la altura de la dignidad de la persona que se fundamenta en que somos hijos del Padre, hijos de Dios y hermanos entre nosotros.

¿Dónde está Abel, tu hermano?

Lunes, 30 Abril 2018 16:30 Written by

“¿Dónde está Abel, tu hermano?. Y Caín responde: No sé, ¿soy yo el guardián de mi hermano?” (Gn 4,9). Ser persona significa ser guardián del otro, los unos de los otros. Sin embargo, en nuestra historia, al hermano que deberíamos proteger y amar se convierte en el adversario a combatir, a suprimir, a matar. En cada agresión y en cada guerra hacemos renacer a Caín. Hoy se ha prolongado esta historia de enfrentamiento entre hermanos, hoy se ha levantado la mano contra quien es nuestro hermano, como si es algo normal, sembrando destrucción, dolor, muerte, represión. La violencia, la guerra traen sólo muerte, hablan de muerte, su propio lenguaje es la muerte.

Mons. Rolando: En la Eucaristía se origina la Iglesia

Lunes, 09 Abril 2018 17:50 Written by

“La Eucaristía como cena fundante o lugar donde se funda la Iglesia”, basado en las enseñanzas del Papa Benedicto XVl cuando aún era el Cardenal Ratzinger, fue la reflexión que dirigió monseñor Rolando Alvarez durante la Misa de la Cena del Señor, que presidió en la noche del Jueves Santo en la parroquia San Pedro-Catedral, acompañado por sacerdotes y fieles de Matagalpa. En la misma celebración se hizo el lavatorio de los pies, que en esta ocasión fue a doce señoras miembros del ministerio “Jesús quiere sanarte”.

Obispo de Matagalpa: Cristo no viene a condenar al mundo

Miércoles, 21 Marzo 2018 20:18 Written by

(NIC)En el Evangelio de este domingo según San Juan (3, 14-21) descubrimos que Dios es amor, que Dios es luz, queDios es misericordioso. En ese mismo texto también encontramos el versículo de oro de las Sagradas Escrituras, San Juan 3, 16. Llamado así porque en él se encuentra el amor extremo de Dios, quien envió a su único Hijo a morir por la humanidad para salvarnos del pecado. Al punto que podemos decir que antes de la muerte de Jesús estábamos condenados. La condenación eterna imperaba. El mundo estaba sumergido en una oscuridad que gobernaba la tierra. Eran las tinieblas porque no había oportunidad de salvación.

Popular News

“Hacer el bien con discreción”: El texto narra la curación…
En estos momentos de crisis nacional, los Obispos de la…
(NIC)En el Evangelio de este domingo según San Juan (3,…
(MATAGALPA,NIC)En las jornadas de Jesús – que presenta el Evangelio…

Si Cristo no fuera glorificado, vana sería la cruz

Lunes, 05 Marzo 2018 17:53 Written by

(MANAGUA).Reflexionemos sobre los tres sentidos de la transmifiguración; el primero: es que, precisamente, después que en el capitulo 8 de San Marcos, el Señor le anuncia a sus apóstoles, que el hijo del hombre tendrá que ser entregado en manos de los sumos sacerdotes, escribas y fariseos, y padecer y morir. Tomando a parte a Pedro, Santiago y Juan subiendo con ellos a un monte alto y transfigurándose en su presencia, quiere Cristo que sepamos que la muerte en la cruz, será camino de glorificación, por eso para nosotros la cruz es, ya no como anteriormente como una maldición, sino como una redención, porque pasando por ella, Cristo es glorificado a la derecha del Padre; de ahí que no se puede entender que la cruz, la crucifixión y la muerte del Señor en la cruz, sin tener en cuenta que al final él será glorificado.

Cardenal Brenes: Cristo a venido para manifestar su amor

Jueves, 22 Febrero 2018 18:47 Written by

(MANAGUA). Algunos periodistas me preguntaban, ¿ Qué sentido tiene esta peregrinación?, yo les respondía que es un momento de gracia, un momento de gracia en cuanto que el llamado a la penitencia, el llamado al ayuno, a la oracion se fortalece en este caminar, un caminar en que vamos gastando nuestas fuerzas, pero gastamos nuestas fuerzas en un caminar que es un proceso que nos lleva a un encuentro con Jesús, y un caminar que no lo hacemso solos, ni lo hacemos como individuos, sino que lo hacemos como comunidad, lo hacemos como famiia, y un caminar lleno de gozo y de alegría, porque en el caminar vamos siendo fortalecidos por la palabra de Dios; un caminar rezando las estaciones del vía crucis, esos momentos, esos pasos que la iglesia nos ha propuesto, que Jesús recorrió y que Jesús vivió en el camino hacia el Gólgota, un caminar que sin duda alguna, en algún momento podemos identificarnos nosotros, vamos con Jesús, y aceptamos esa invitación generoza que el nos ha heho, cargar con su cruz y seguirlo, en algunos momentos externamos ese slogan tan bonito: “ Una iglesia sin Cruz, no es la iglesia de Jesús”, Jesús nos invita a nosotros ,y da a la iglesia la cruz, la cruz redentora, la cruz, ese madero de suplicio y de muerte, pero que se convierte en el trono de Dios, en donde está clavada, como decimos el viernes santo, nuesta salvación, Cristo se clava en la curz , muere, derrama su sangre hasta la última gota por nuestra redención.

Tener jornadas diarias como las de Jesús

Miércoles, 21 Febrero 2018 20:42 Written by

(MATAGALPA,NIC)En las jornadas de Jesús – que presenta el Evangelio de San Marcos (1,29-39) – el Señor acude a las sinagogas donde como Maestro llega a enseñar; se dirige luego a la casa de Simón y sana a la suegra de éste tomándola de la mano; a continuación le llevan a los poseídos de espíritu inmundos a los que libera y cura. De madrugada cuando aún está oscuro se levanta para orar, sale luego hacia otros lugares en compañía de los apóstoles para continuar su predicación.

Al reflexionar sobre la jornada diaria de Jesús pensemos: ¿Cómo es mi jornada, tu jornada, nuestra jornada? ¿Qué hacemos en lo normal y ordinario de cada día? Muchos pensarán en el quehacer cotidiano desde que salimos de la casa, recordarán las conversaciones y diálogos en la escuela, en el trabajo o en el campo; otros revisarán lo que hacen al regresar al hogar y descubrirán si durante la jornada le han dedicado un tiempo a la oración personal, al rezo del Rosario o a la Santa Misa, porque ir a la celebración eucarística diaria es una gracia que es entregada a todos y no solamente a unos selectos, lo único que debemos hacer es aceptarla.

Hemos pues de cuestionarnos seriamente: ¿Dedico espacios a Cristo? ¿Cada cuánto me confieso? No olvidemos que - como en todo - en la vida espiritual hay que tener disciplina, de lo contrario no creceremos espiritualmente, tampoco se crecerá en el conocimiento de los tesoros insondables de Dios y no se llegará a tener una jornada tan completa como la de Jesús.

Otra pregunta importante es: ¿En mi jornada dedico tiempo para hacerle el bien al otro? Cada día hay que detenerse y pensar: ¿A cuántos les he realizado un bien hoy? No deberíamos dejar pasar un solo día sin al menos hacerle el bien a una persona, de esa manera cada quien debe disciplinarse y establecer actos concretos para el bien de nuestra vida, iluminados por el Evangelio.

Pidamos al Señor que nos conceda bellas jornadas de estudios, trabajo, familia, pero también de oración y radical caridad perfecta.

El que quiera ser grande sea servidor

Martes, 20 Septiembre 2016 20:22 Written by

20 Sept. 16.(Matagalpa/NIC).“El que quiera ser grande entre vosotros, que sea vuestro servidor; y el que quiera ser primero entre vosotros, que sea vuestro esclavo. Igual que el Hijo del hombre no ha venido para que le sirvan, sino para servir” (Mateo 20, 26-28).