radios.co.ni/
Jueves, 02 Febrero 2023
Gallagher: El diálogo exige un sacrificio de parte de todos

Gallagher: El diálogo exige un sacrificio de parte de todos Featured

(VATICAN NEWS)El Secretario vaticano para las Relaciones con los Estados, Monseñor Paul Richard Gallagher, intervino en la 29ª reunión del Consejo de Ministros y de la OSCE en Łódź, Polonia, e invitó a perseguir el objetivo de la paz y la preocupación por la situación de tantos desplazados en situaciones de conflicto que acaban siendo víctimas del tráfico criminal.

Restablecer la paz, dialogar incluso a costa de un "sacrificio" por parte de todos, recuperar el espíritu de la Conferencia de Helsinki, "traicionado" mucho antes del 24 de febrero. El Arzobispo Paul Richard Gallagher, Secretario del Vaticano para las Relaciones con los Estados, se dirigió a la 29ª reunión del Consejo Ministerial y a toda la familia de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE). El encuentro tuvo lugar ayer, 1º de diciembre, en Łódź (Polonia), en un momento histórico en el que -expresó monseñor Gallagher-. "Europa y el mundo entero se ven sacudidos por una guerra de especial gravedad, en términos de violación del derecho internacional, riesgos de escalada nuclear y graves consecuencias económicas y sociales".

Ucrania y los conflictos en el mundo 

La referencia es al conflicto de Ucrania, pero no es el único drama que aflige al mundo: "Otros Estados participantes siguen enfrentándose a numerosos retos para su seguridad y estabilidad, debido a conflictos de décadas, otros más recientes, así como a atentados terroristas", subrayó el arzobispo. Y reiteró el compromiso activo de la Santa Sede con "la búsqueda de la paz, la seguridad y la justicia y el continuo desarrollo de las relaciones amistosas y la cooperación" entre los Estados participantes de la OSCE.

"¿Cómo hemos podido traicionar el espíritu de Helsinki?"

El mismo compromiso que, en 1975, la Santa Sede -manteniendo siempre "una posición imparcial"- demostró durante las negociaciones que condujeron al Acta Final de Helsinki, es decir, a los acuerdos alcanzados por 35 Estados al término de la Conferencia de Seguridad y Cooperación en Europa. Es precisamente ese acontecimiento el que recordó Gallagher, planteando una pregunta crucial a los presentes en Łódź: "¿Cómo pudimos traicionar el espíritu de Helsinki?". Una traición que, según él, "comenzó mucho antes del pasado febrero", es decir, desde el primer ataque ruso en Kyiv.

La época de la Guerra Fría 

El Secretario de Relaciones con los Estados recordó, entonces, la historia y la compleja época de la Guerra Fría, cuando "Oriente y Occidente estaban separados por la diferencia radical o irreconciliable de sus respectivos sistemas, proclamando ambos sus propias convicciones, sus propias profecías; agresivos, o al menos agresivamente colocados a la defensiva, impulsados por un espíritu de afirmación y expansión". Ese muro que parecía infranqueable fue, en cambio, superado: "Nuestros predecesores se reunieron en torno a una mesa en Helsinki y consiguieron debatir cuestiones de interés común, aceptando y cumpliendo compromisos al servicio del bien común. Cuanto más se retrase la comunidad internacional en el cumplimiento de sus responsabilidades generales, más perderá credibilidad", según Monseñor Gallagher.

La condena de las violaciones de los derechos humanos

El primer paso, afirmó, es "condenar los crímenes y denunciar las violaciones de los derechos humanos y del derecho internacional". "Como organización comprometida con la cooperación y la seguridad, deberíamos ir siempre un paso más allá, con el objetivo de restablecer la paz", aconsejó el arzobispo a la OSCE, citando al Papa cuando dijo que el diálogo, el hablar unos con otros, hace la paz. "El diálogo exige el sacrificio de todos. Pero aunque el diálogo parezca menos glorioso que la lucha en el campo de batalla, sus resultados son mucho más beneficiosos para cada una de las partes implicadas, porque el diálogo genera soluciones que no se imponen por la fuerza, sino que son consensuadas, justas y estables", subrayó Gallagher.

Refugiados y desplazados esclavizados por delincuentes

En su discurso, también se mostró preocupado por la situación de los refugiados y los desplazados internos en toda el área de la OSCE y en todo el mundo: "En las situaciones de conflicto y las crisis humanitarias, los delincuentes someten, esclavizan y trafican con las personas", manifestó. "Tanto las mujeres como los hombres pueden ser objeto de este atroz delito, pero está claro que la mayoría de las víctimas son mujeres y niñas". El problema, desgraciadamente, es que "la organización de las sociedades mundiales está todavía lejos de reflejar claramente el hecho de que las mujeres poseen la misma dignidad y los mismos derechos que los hombres".

Crecen la intolerancia y la discriminación

Por último, el representante del Vaticano señaló el aumento de la "intolerancia" y la "discriminación" motivadas por el antisemitismo y los prejuicios contra musulmanes, cristianos y miembros de otras religiones. En lo que respecta específicamente a los cristianos, Gallagher señaló que la persecución contra ellos está creciendo "debido a una atmósfera cada vez más hostil" no sólo en los países donde son minoría, sino también donde son mayoría. "La desvinculación de este problema", dijo, "no puede ser una opción".

Read 102 times
Rate this item
(0 votes)

About Author