Print this page

China: Nombramiento de un nuevo obispo en comunión con el Papa Featured

(ZENIT) Un tercer obispo ha sido nombrado y ordenado en la China Popular en comunión con el Papa Francisco bajo el Acuerdo Provisional, confirma la Santa Sede.

Se trata del reverendo Thomas Chen Tianhao, nombrado en la diócesis de Qingdao, Shandong. Matteo Bruni, director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, anunció al mismo tiempo que se esperan nuevos nombramientos en el futuro: “Están en marcha varios procesos para los nombramientos episcopales”.

Para Radio Vaticana “el acuerdo provisional entre la Santa Sede y la República Popular China está dando sus frutos”: es el tercer nombramiento de un obispo nombrado en comunión con el sucesor de Pedro ordenado desde la firma del Acuerdo de septiembre de 2018.

“Puedo confirmar”, precisó Matteo Bruni, “que el Rev. Thomas Chen Tianhao es el tercer obispo nombrado y ordenado en virtud del marco reglamentario del Acuerdo Provisional entre la Santa Sede y la República Popular China sobre el nombramiento de obispos”.

Y anunció futuros nombramientos: “También puedo añadir que se esperan más consagraciones episcopales en el futuro, ya que se están llevando a cabo diferentes procesos para nuevos nombramientos episcopales”.

El Acuerdo Provisionalrenovado por otros dos años en las últimas semanas, no concierne directamente a las relaciones diplomáticas entre la Santa Sede y China, ni al estatuto jurídico de la Iglesia Católica China ni a las relaciones entre el clero y las autoridades del país, dice Radio Vaticana: “Solo concierne al proceso de nombramiento de obispos: una cuestión esencial para la vida de la Iglesia y para la comunión de los pastores de la Iglesia Católica China con el Obispo de Roma y con los obispos del mundo”.

"

El objetivo del Acuerdo Provisional ha sido siempre verdaderamente pastoral”, señala la misma fuente, “permitir a los fieles católicos tener obispos en plena comunión con el Sucesor de Pedro y al mismo tiempo reconocidos por las autoridades de la República Popular China”.

El 22 de octubre, L’Osservatore Romano ya subrayó que el Acuerdo Provisional entre la Santa Sede y China sobre el nombramiento de obispos es “sobre todo el punto de partida de acuerdos más amplios y a largo plazo”. Acababa de ser prorrogado por dos años.

Refiriéndose a la enseñanza de la Constitución conciliar Lumen gentium, el texto debe asegurar gradualmente “por un lado la unidad de la fe y la comunión entre los obispos y, por otro lado, el servicio completo a la comunidad católica en China”, dijo L’Osservatore.

El diario vaticano publicó en primera plana un extenso comunicado destinado a «profundizar en el propósito y los motivos» de la renovación por dos años del Acuerdo Provisional, validado el mismo día por ambas partes.

Este reiteró que las razones no son “geopolíticas” sino “eclesiológicas y pastorales”: se trata de “apoyar y promover el anuncio del Evangelio en este país, reconstituyendo la unidad plena y visible de la Iglesia”.

El camino es todavía largo y no exento de dificultades, precisa el comunicado: “Profundamente consciente” de todas las cuestiones “preocupantes” “relativas a la vida de la Iglesia Católica en China” que aún no han sido abordadas, las Santa Sede, “las tiene en cuenta y no deja de llamar la atención del Gobierno chino para fomentar un ejercicio más fructífero de la libertad religiosa”.

Recientemente, el cardenal secretario de Estado Pietro Parolin también recordó el largo proceso que condujo al Acuerdo Provisional sobre el nombramiento de obispos.

“El objetivo del Acuerdo es sobre todo eclesial y pastoral”, reiteró el Secretario de Estado. Se trata de “ayudar a las Iglesias locales para que gocen de condiciones de mayor libertad, autonomía y organización, para que se dediquen a la misión y anuncien el Evangelio, contribuyendo al desarrollo integral de la persona y la sociedad”.

Read 212 times
Rate this item
(0 votes)

About Author

Latest from Super User