radios.co.ni/
Lunes, 18 Noviembre 2019
Papa Francisco: “Mirar a la persona y a las intenciones de su corazón”

Papa Francisco: “Mirar a la persona y a las intenciones de su corazón” Featured

(ZENIT).- El Santo Padre ha indicado que Dios incita a Pedro, y a nosotros como evangelizadores, “a mirar a la persona y a las intenciones de su corazón”, pues, “lo que hace al hombre impuro, de hecho, no viene de fuera, sino solo de dentro, del corazón (cf. Mc 7, 21)”.

Hoy, 16 de octubre de 2019, el Papa Francisco, ha continuado con el ciclo de catequesis sobre los Hechos de los Apóstoles, centrando su reflexión en el pasaje pasaje “Dios no hace acepción de personas” (Hechos 10:34). Pedro y la efusión del Espíritu sobre los paganos (Hechos de los Apóstoles 10, 34-36).

Universalidad de la salvación

En él, efectivamente, Pedro observa como el Espíritu Santo llega también a la familia pagana de Cornelio, “Dios quiere que sus hijos superen todo particularismo para abrirse a la universalidad de la salvación. Este es el objetivo: superar los particularismos y abrirse a la universalidad de la salvación, porque Dios quiere salvar a todos”, apuntó el Santo Padre.

Y añadió que, efectivamente, los bautizados – están llamados a salir de sí mismos y a abrirse a los demás, a vivir la cercanía, el estilo de vivir juntos, que transforma toda relación interpersonal en una experiencia de fraternidad (cf. Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium, 87)”.

Pedro, testigo de la “fraternización”

Pedro es testigo de este “proceso de ‘fraternización’, narró el Papa, ya que, mientras rezaba Dios le hizo ver un lienzo que contenía varios animales considerados impuros para los judíos, haciéndole entender que todo lo que Dios ha purificado no debe ser ya considerado profano.

Después, Pedro es enviado por el Señor a casa del centurión Cornelio. Ante esa familia de paganos Pedro “predica a Cristo crucificado y resucitado y el perdón de los pecados a cualquiera que crea en Él. Y mientras Pedro habla, el Espíritu Santo se derrama sobre Cornelio y su familia. Y Pedro los bautiza en el nombre de Jesucristo (Hechos 10:48)”, relató el Pontífice.

Favorecer el encuentro

La comunidad cristiana de Jerusalén se escandaliza por el comportamiento de Pedro, que iba más allá de la costumbre, y se lo reprocha. Pero Pedro, tras dicho encuentro con Cornelio, “está más libre de sí mismo y más en comunión con Dios y con los demás porque ha visto la voluntad de Dios en la acción del Espíritu Santo”, explica el Obispo de Roma.

Ante el ejemplo de Pedro, el Santo Padre considera que aprendemos que “un evangelizador no puede ser un impedimento para la obra creadora de Dios, que ‘quiere que todos los hombres se salven’ (1 Tm 2,4), sino alguien que favorece el encuentro de los corazones con el Señor” y nos interpela a cuestionarnos si nos comportamos de esta manera con los que no son cristianos.

Read 63 times
Rate this item
(0 votes)

About Author