radios.co.ni/
Sábado, 19 Octubre 2019
Papa Francisco: "No luchar contra las personas, sino contra “el mal que inspira sus acciones”

Papa Francisco: "No luchar contra las personas, sino contra “el mal que inspira sus acciones” Featured

(ZENIT).- El Santo Padre calificó a Saulo (Pablo) como un “ideólogo” porque “en Saulo la religión se había transformado en ideología: ideología religiosa, ideología social, ideología política” y señaló que solo al ser transformado por Cristo comenzó a enseñar “que no debemos luchar contra las personas, sino contra el mal que inspira sus acciones”.

Hoy, 9 de octubre de 2019, el Papa Francisco ha continuado con el ciclo de catequesis sobre los Hechos de los Apóstoles, centrando su reflexión en el tema: “Este me es un instrumento de elección” (Hechos 9:15). Saulo, de perseguidor a evangelizador (Hechos de los Apóstoles 9, 3-6).

Efectivamente, se trata del pasaje en torno a la conversión de Saulo, perseguidor de la Iglesia que después anunciaría a Jesucristo a los pueblos y se convertiría el apóstol san Pablo.

Saulo el intransigente

Francisco remarcó el hecho de que Saulo perseguía y capturaba a los cristianos pensando en servir a la ley del Señor y se dirigió específicamente a las personas pertenecientes a pueblos en los que las dictaduras hacen lo mismo, que saben lo que significa vivir perseguidos.

De este modo, el Pontífice expuso que el joven Saulo es descrito como “un intransigente, es decir, uno que manifiesta intolerancia con los que piensan diferente a él, absolutiza su propia identidad política o religiosa y reduce al otro a un enemigo potencial contra quien combatir”.

La rabia que alberga Saulo, para el Obispo de Roma, es una invitación a preguntarnos sobre cómo vivimos nuestra vida de fe, si esta nos hace ir al encuentro de los demás, incluso a los que son distintos, o si nos sentimos parte de una Iglesia universal (“buenos y malos, todos”) o presentamos una “ideología selectiva”.

“¿Por qué me persigues?”

Lucas relata que el Señor sigue las huellas de Saulo “para llegar a su corazón”, manifestándose en su camino a Damasco: “A través del binomio de ‘luz’ y ‘voz’, característico de las teofanías, el Resucitado se aparece a Saulo y le pide cuentas de su furia fratricida: ‘Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?’ (Hechos 9:4)”, narró el Papa.

Y, sobre estas últimas palabras, añadió que “el Resucitado manifiesta su ser una sola cosa con los que creen en Él: ¡atacar a un miembro de la Iglesia es atacar al mismo Cristo! También los que son ideólogos porque quieren el ‘purismo’ –entre comillas- de la Iglesia, atacan a Cristo”.

“Comienzo de una nueva vida”

Durante el encuentro, la luz de Cristo deslumbró y cegó a Saulo, representándose exteriormente lo que Benedicto XVI apuntó que era “su realidad interior, su ceguera respecto de la verdad, de la luz que es Cristo”.

Y en este “cuerpo a cuerpo” entre Saulo y el Resucitado comienza la transformación del primero, su “pascual personal”, el paso “de la muerte a la vida”, dijo el Obispo de Roma. Y agregó que el Bautismo marca para Saulo, como para todos, “el comienzo de una nueva vida, y se acompaña de una nueva mirada hacia Dios, hacia sí mismo y hacia los demás, que de enemigos se convierten en hermanos en Cristo”.

Read 66 times
Rate this item
(0 votes)

About Author