radios.co.ni/
Martes, 10 Diciembre 2019
La esperanza en Dios nunca defrauda – Discurso al pueblo romaní y sinti

La esperanza en Dios nunca defrauda – Discurso al pueblo romaní y sinti Featured

“Cuando la esperanza es concreta, en el verdadero Dios, nunca defrauda”. Este es parte del mensaje que el Papa Francisco ha transmitido hoy a las comunidades romaníes y sintis.

El encuentro, organizado hoy, 9 de mayo de 2019, por la Fundación Migrantes de la Conferencia Episcopal Italiana ha contado con la presencia de unas 500 personas.

En él han participado también los trabajadores pastorales; el presidente de la Conferencia Episcopal Italiana, cardenal Gualtiero Bassetti; el Prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, cardenal Peter Kodwo Appiah Turkson; el Vicario del Santo Padre para la Diócesis de Roma, cardenal Angelo De Donatis; y el Presidente de la Comisión de la Conferencia Episcopal Italiana para las Migraciones y de la Fundación Migrantes, Monseñor Guerino Di Tora.

A lo largo del acto, varios miembros de estas comunidades contaron al Papa su experiencia y oraron todos juntos.

La esperanza

En su breve discurso, Francisco se mostró emocionado por el testimonio de las personas que hablaron, refiriéndose en primer lugar a una madre que decía que podía leer y ver la esperanza en los ojos de sus hijos.

Con respecto a dicha virtud, el Santo Padre ha señalado: “Cuando la esperanza es concreta, en el verdadero Dios, nunca defrauda. Las madres que leen la esperanza en los ojos de sus hijos luchan cada día por lo concreto, no por las cosas abstractas, no: crían a un niño, lo alimentan, lo educan, lo insertan en la sociedad… Son cosas concretas”.

Los adjetivos

El Obispo de Roma manifestó su enfado ante una de las prácticas comunes en la actualidad, la de referirnos a las personas con adjetivos. Todos somos personas y lo importante no es lo que destacamos de ellas y el Obispo de Roma manifestó que “El adjetivo es una de las cosas que crea distancias entre la mente y el corazón…”

En esta línea, destacó que este no es un problema político o social, sino, efectivamente, de distancia entre “la mente y el corazón”. Igualmente, afirmó que es verdad que existen ciudadanos “de segunda clase”, pero estos son solo los que descartan a la gente: “Siempre con el adjetivo echan, descartan y viven descartando, viven con la escoba en la mano echando a los demás, o chismorreando, o haciendo otras cosas”.

Contra ello, el Papa Francisco propone que el verdadero camino “es el de la hermandad”, en el que todos debemos colaborar.

El peligro del rencor

El Papa ha advertido a los romaníes y sintis de que existe el peligro del rencor: “Todos tenemos siempre un peligro: una debilidad, digamos,  la debilidad de dejar que crezca el rencor. Por supuesto, es humano. Pero os pido, por favor, el corazón todavía  más grande: nada de rencor”.

La dignidad

Francisco les anima a seguir adelante con dignidad: “la dignidad de la familia, la dignidad del trabajo, la dignidad de ganarse el pan de cada día, -es lo que hace salir adelante- y la dignidad de la oración. Siempre mirando hacia adelante”.

Y, si llega el rencor, les pide “dejadlo caer”, ya que este sentimiento “enferma todo” y conduce a la venganza.

Finalmente, el Obispo de Roma les indicó “Y cuando os encontréis con dificultades, mirad hacia arriba y os daréis cuenta de  que desde allí nos miran…Hay Uno que te mira primero, que te ama, Uno que tuvo que vivir al margen, ya de niño, para salvarse la vida, escondido, prófugo. Uno que sufrió por ti, que dio su vida en la cruz. Es Uno…que te está buscando para consolarte y animarte a seguir adelante. Por eso os digo: nada de distancias; a vosotros y a todos: la mente con el corazón”.

Además, les manifestó su cercanía, les dijo que rezaba por ellos, les bendijo y les hizo una petición: “¡Y rezad por mí!”.

 

Read 140 times
Rate this item
(0 votes)

About Author