Print this page
Papa Francisco acepta renuncia de Obispo en Estados Unidos

Papa Francisco acepta renuncia de Obispo en Estados Unidos Featured

El Papa Francisco aceptó la renuncia de Mons. Patrick J. McGrath, hasta ahora Obispo de San José, en California (Estados Unidos), y que será sucedido por el Obispo Coadjutor, Mons. Oscar Cantú.

Mons. McGrath tiene 73 años de edad y fue Obispo de San José durante casi 20 años. En 2018 solicitó a la Santa Sede el nombramiento de un coadjutor –un prelado que sucede de manera automática a un Obispo– antes de llegar a los 75 años, la edad usual para la renuncia episcopal, afirmando que deseaba que alguien más joven estuviese a cargo de la Diócesis. Mons. Oscar Cantú tiene 52 años.

En noviembre del año pasado Mons. McGrath sufrió una caída que le causó una “leve fractura en un disco en la espalda”, según indicó entonces un vocero diocesano.

Mons. McGrath fue muy criticado en agosto de 2018 por comprar una casa de 300 metros cuadrados y cinco cuartos, de un valor de 2.3 millones de dólares donde viviría tras su retiro.

Poco después el Prelado cambió de planes y dijo que la compra parecía una buena inversión, pero que cometió “un error de juicio” al hacerlo. Tras las críticas, el 27 de agosto dijo que “he escuchado la opinión de muchos sobre este tema y he decidido no mudarme a esa casa”.

La Diócesis de San José vendió la casa por 50 mil dólares más al precio de compra y ese monto fue donado a Cáritas.

Mons. McGrath nació en Dublín (Irlanda), el 11 de junio de 1945. Recibió su formación sacerdotal en el Seminario de Waterford y fue ordenado en la Arquidiócesis de San Francisco (Estados Unidos), el 7 de junio de 1970. Es doctor en Derecho Canónico por la Pontificia Universidad Lateranense de Roma.

Fue designado Obispo Auxiliar de San Francisco en 1989. En 1998 fue designado Obispo Coadjutor de San José, diócesis que asumió plenamente en 1999.

Por su parte, Mons. Oscar Cantú, nuevo Obispo de San José, era Obispo de Las Cruces, una diócesis fronteriza con México.

En 2016, Mons. Cantú, cuyos padres son mexicanos, fue uno de los dos delegados que representó a los obispos de Estados Unidos durante la visita del Papa Francisco a México.

En julio de 2018 algunos fieles afirmaron que una imagen de la Virgen de Guadalupe “lloró” en la parroquia dedicada a esta advocación mariana.

En el curso de la investigación, en julio de 2018 el entonces Obispo de Las Cruces afirmó que leyó “la mayoría de los testimonios escritos y son historias de una gran fe. De gente que está luchando con grandes sufrimientos y que ha experimentado un consuelo espiritual, han visto a María caminar con nosotros”.

Para muchos católicos en esta diócesis fronteriza la imagen ha sido una gran ayuda. “No puedo sino pensar en mis propias lágrimas por la gente pobre que viene a la frontera, huyendo de situaciones que amenazan sus vidas. Las lágrimas de los niños que son separados de sus padres. Hay muchas razones por las cuales llorar y Dios está con nosotros en estos momentos”, dijo Mons. Cantú.

Read 170 times Last modified on Jueves, 02 Mayo 2019 16:59
Rate this item
(0 votes)

About Author

Latest from Super User