Winamp, iTunes Windows Media Player Real Player QuickTime
Lunes, 24 Septiembre 2018
Francisco en Bari: “¡Basta de usar a Oriente Medio para obtener beneficios!”

Francisco en Bari: “¡Basta de usar a Oriente Medio para obtener beneficios!” Featured

(ZENIT)No hay alternativa posible a la paz”, anunció el Papa Francisco. “La paz no vendrá gracias a las treguas sostenidas por muros y pruebas de fuerza, sino por la voluntad real de escuchar y dialogar”.

En su visita a Bari, el pasado sábado, 7 de julio de 2018, el Papa Francisco mantuvo un diálogo a puerta cerrada en la basílica de San Nicolás, con los Patriarcas de las Iglesias Orientales. Al terminar este diálogo, salieron al exterior del templo y en presencia de los fieles que esperaban en la plaza, el Papa leyó unas palabras de saludo. Sucesivamente el Santo Padre y los Patriarcas fueron en autobús al arzobispado para almorzar.

El Pontífice advirtió que no se puede levantar la voz para hablar de paz mientras a escondidas se siguen desenfrenadas carreras de rearme. “Es una gravísima responsabilidad que pesa sobre la conciencia de las naciones, especialmente de las más poderosas”, señaló.

En esta línea, el Papa denunció la explotación de Oriente Medio: “¡Basta del beneficio de unos pocos a costa de la piel de muchos! ¡Basta de las ocupaciones de las tierras que desgarran a los pueblos! ¡Basta con el prevalecer de las verdades parciales a costa de las esperanzas de la gente! ¡Basta de usar a Oriente Medio para obtener beneficios ajenos a Oriente Medio!”, ha dicho.

Orígenes

La fe de las personas sencillas, tan profundamente arraigada en Oriente Medio, es la “fuente en la que debemos saciarnos y purificarnos”, como sucede cuando volvemos a los orígenes, yendo como peregrinos a Jerusalén, a Tierra Santa o a los santuarios de Egipto, Jordania, Líbano, Siria, Turquía y de otros lugares sagrados de esa región.

Guerra, “hija del poder”

La guerra es la plaga que trágicamente asalta esta amada región –observó el Pontífice–. “Quien lo sufre es sobre todo la gente pobre”. Pensemos en la martirizada Siria, especialmente en la provincia de Deraa, donde se han reanudado intensos combates que han provocado un gran número de personas desplazadas, expuestas a terribles sufrimientos.

“La guerra es hija del poder y la pobreza”, puntualizó el Obispo de Roma. “Se vence renunciando a la lógica de la supremacía y erradicando la miseria”. Muchos conflictos han sido fomentados también por formas de fundamentalismo y fanatismo que, disfrazados de pretextos religiosos, han blasfemado en realidad el nombre de Dios, que es paz, y han perseguido al hermano que desde siempre ha vivido al lado. “Pero la violencia se alimenta siempre de las armas”, explicó.

Arca de paz

El Santo Padre concluyó su discurso invocando la paz y la esperanza: “Que Oriente Medio no sea más un arco de guerra tensado entre los continentes, sino un arca de paz acogedora para los pueblos y los credos”.

“Amado Oriente Medio –expresó–, que desaparezcan de ti las tinieblas de la guerra, del poder, de la violencia, de los fanatismos, de los beneficios injustos, de la explotación, de la pobreza, de la desigualdad y de la falta de reconocimiento de los derechos”.

A las 14:50 horas, el Papa Francisco se despidió de los Patriarcas y, antes de partir, hizo una breve visita a la catedral. Cuando llegó al helipuerto, saludó a las autoridades que lo habían recibido a su llegada. Luego, el helicóptero con el Santo Padre a bordo despegó a las 15:45 horas para regresar al Vaticano.

Read 167 times
Rate this item
(0 votes)

About Author