radios.co.ni/
Domingo, 22 Septiembre 2019
Monseñor Fortunatus se despide del pueblo católico

Monseñor Fortunatus se despide del pueblo católico Featured

29 Ene 18( MANAGUA / RCN ).El Nuncio Apostólico, Su Excelencia Reverendísima, Monseñor Fortunatus Nwachukwu se despidió de la comunidad católica de Nicaragua, para tomar la nueva misión encomendada por Su Santidad, el Papa francisco, ahora como Nuncio Apostólico de Trinidad y Tobago, Antigua y Barbuda, Barbados, Dominica, Jamaica, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, República Cooperativa de Guyana y Delegado Apostólico en las Indias Occidentales.

“ Quisiera agradercele a Dios que me dio la oportunidad de llegar a este país, seperándome de los amigos, de mi familia y llegar a abrazar al pueblo nicaragüense”, expresó Monseñor  Nwachukwu, durante la homilia de la Santa Misa celebrada el día domingo 28 de enero en la Catedral Metropolitana de Managua, junto a Su  Eminencia Cardenal Leopoldo Brenes.


Durante su homilia, comentó las sagradas escrituras haciendo referencia a la Segunda Carta de San Pablo a los Corintios diciendo : “Sabemos que cuando una persona está en Cristo, nueva creatura es, el pasado ya pasó, e inicia en la persona una nueva creación,  que empieza con la palabra de autoridad de Jesus, palabra que nos libera.


Nuestros lideres en la fe son profetas,ya que hablan en nombre de Dios,hablan y reflejan la autoridad de Jesús, con una enseñanza nueva, que nos deja libres del pecado, de las ataduras del diáblo, siguió diciendo.


Monseñor Fortunatus dijo que si la palabra de Jesús encuentra su lugar en nosotros,seremos libres de los espíritus inmundos de nuestra sociedad, de nuestros grupos, libres, pero no sin resistencia, al final la palabra de Jesus ha tenido la victoria.


En toda mi misión en Nicaragua he transmitido esta palabra, en todos los lugares que he visitado, desde el norte hasta el sur, del oeste hasta el este del país, siempre anunciando la misma palabra, aquella palabra que cantaron los angeles en el naciemiento de Jesús: Gloria a Dios en el Cielo y en la Tierra paz a los hombre.


Todo cristiano verdadero, no importa su color o color de su bandera, siempre tiene que buscar estos dos elementos: Gloria a Dios y paz a los hombres. Que esta palabra quede para todos los nicaragueneses, con mis deseos de bendición, manifestó el Señor Nuncio.


Su Eminencia Reverendísima Cardenal Leopoldo Brenes, agradeció a Monseñor Fortunatus, por todo su servcio en el país, tanto diplomático como pastoral.

Read 2022 times
Rate this item
(1 Vote)

About Author